Menopausia

Menopausia y perimenopausia: síntomas y preguntas frecuentes

El cese de la menstruación y la disminución de las principales hormonas femeninas, los estrógenos y la progesterona, son signos de que la mujer está entrando en la menopausia. Como consecuencia del descenso de los niveles hormonales, se producen alteraciones hormonales, endocrinológicas, físicas y psicológicas. Por eso, es fundamental prestar atención a esta etapa de la mujer para aliviar sus signos y prevenir el desarrollo de trastornos asociados.

Sigue leyendo para saber un poco más sobre la menopausia y el período de transición natural que marca el final de los años reproductivos.

Síntomas en la menopausia

La edad media de la menopausia es de 51,4 años, con un rango de 48 a 54 años. Los niveles hormonales bajos pueden provocar un aumento de la sudoración, los sofocos, la falta de energía y cansancio, la piel seca, la sequedad vaginal y el desgaste de los huesos (osteoporosis).

Para ayudarte con estos problemas, es esencial que tu ginecólogo en Girona haga una valoración y, según la sintomatología, prescribir estrógenos o progestágenos (o gestágenos).

¿Puedo quedarme embarazada en ciclos menstruales irregulares?

Durante la perimenopausia (transición natural a la menopausia), se puede quedar embarazada con ciclos menstruales irregulares, pero resulta más difícil a medida que se acerca la menopausia. También es posible que ocurra hasta un año después de la última menstruación. Aunque después de los cuarenta y cinco años, la probabilidad de quedarse embarazada es menor, es recomendable utilizar algún método anticonceptivo.

¿Es normal volver a sangrar después de doce meses consecutivos sin tener la menstruación?

Cuando una mujer no ha tenido un ciclo menstrual durante un año, se considera clínicamente que ha llegado a la menopausia. El sangrado vaginal después de la menopausia no es normal y debe ser evaluado por tu ginecólogo.

¿Por qué hay menos interés por el sexo?

Esto ocurre porque en la menopausia la cifra de hormonas androgénicas (las responsables del deseo sexual) también disminuyen hasta un 50%, con una menor lubricación y más sequedad vaginal, incrementando la dificultad de la mujer por mantener relaciones sexuales llenas.

Article disponible en: Català

Contacta'ns per Whatsapp