alimentación para la fertilitat

¿La alimentación influye en la fertilidad?

La alimentación para la fertilidad se vuelve un pilar fundamental cuando hablamos de salud reproductiva. Un gran número de mujeres, casi el 90%, afirman seguir una dieta variada, aunque sólo un 30% incluye cinco raciones de frutas y verduras en su menú diario. Estos alimentos, ricos en antioxidantes, son cruciales para mejorar la respuesta ovárica, factor esencial para la fertilidad.

La obesidad, con un índice de masa corporal superior a 30, afecta entre un 10 y un 12% de hombres y mujeres con infertilidad primaria. Es vital, por tanto, adoptar hábitos alimentarios saludables para prevenir el sobrepeso y, al mismo tiempo, fomentar una mejor fertilidad. Visitar a un especialista antes de iniciar cualquier tratamiento de esterilidad puede ser una acción prudente para optimizar los ciclos reproductivos e incrementar las posibilidades de embarazo.

Los alimentos saludables se convierten en aliados para la fertilidad. Se recomienda una dieta rica en fibra, con una reducción de carbohidratos refinados, azúcares y grasas. La incorporación de productos con calcio y ácido fólico – presente en alimentos como las lentejas, los espárragos o el brócoli – es altamente beneficiosa. El calcio, esencial tanto para la salud de la mujer como del feto, también contribuye a la fertilidad masculina.

La vitamina D, obtenida de fuentes como la leche, los huevos o el pescado azul, se destaca por su importancia en la fertilidad. En cambio, es aconsejable evitar sustancias como la cafeína y el alcohol. Un consumo elevado de cafeína puede disminuir la cantidad de ovocitos, mientras que el alcohol puede afectar negativamente a la calidad del esperma y provocar irregularidades en los ciclos menstruados.

La alimentación para la fertilidad es una responsabilidad individual. Por lo tanto, adoptar una dieta equilibrada es el primer paso hacia una mejor salud reproductiva, impactando positivamente en el embarazo y la salud de la mujer.

Contacta'ns per Whatsapp